Algunos consejos para publicar imágenes y fotografías en Internet

En principio he orientado estos consejos para publicar imágenes en Internet, bien en un sitio web o bien en un blog, pero es cierto que estos pequeños aportes nos pueden servir para aplicarlos a la hora de enviar un correo electrónico con imágenes adjuntas por ejemplo. Solemos creer que lo más grande es lo mejor, y eso en la mayoría de las situaciones, encuentros sexuales incluidos es bastante cierto, pero también es verdad que en muchas ocasiones no resulta del todo adecuado, al menos cuando nos centramos en la publicación de contenidos en Internet.

3457993852 938fa694f7 Algunos consejos para publicar imágenes y fotografías en Internet

Polaroid de nessatinydancer en Flickr

Si queremos que nuestra web cargue con fluidez, que nuestras fotos se adjunten con rapidez a nuestro correo electrónico, o que la subida de imágenes en nuestro sitio web no se haga excesivamente tediosa, es conveniente optimizar el tamaño y el peso de las imágenes para adecuarlos al soporte al que van dirigidos.

Algunos consejos para publicar imágenes y fotografías en Internet

Formato

Por defecto recomendaría que las imágenes y fotografías que vayamos a publicar tengan un formato JPG o JPEG de compresión. Es el ideal a la hora de colgar contenido en la Red puesto que con este tipo de formato conseguimos probablemente la mejor proporción entre tamaño, peso y calidad de la fotografía.  Existen otros formatos que seguramente nos resultarán familiares como las imágenes en formato GIF o formato PNG, aunque su uso se suele aplicar a otro tipo de elementos como logotipos, dibujos o elementos dentro del diseño de una web.

 

Tamaño

Cuando hablamos de tamaño estamos refiriéndonos a las dimensiones de esa imagen. Solemos utilizar el píxel como unidad medida aunque también podemos hablar de centímetros. Si trabajamos con un monitor cuya resolución es de por ejemplo 1024×768 píxeles, cuando 1024 son los píxeles de ancho y los 768 son los píxeles de alto de nuestro monitor, no tiene sentido que las imágenes que colguemos en nuestro sitio web tengan más ancho y más alto que el de la resolución de un monitor. Como límite al ancho de una fotografía que va a ser visualizada a través de un navegador web pondría una cantidad de 1920 píxeles tendiendo en cuenta que cada vez hay monitores que soportan resoluciones cada vez superiores.

 

Peso

Si el tamaño eran las dimensiones de una instantánea, el peso es el espacio físico que un documento, en este caso una fotografía puede ocupar en un dispositivo de almacenamiento como puede ser un disco duro, un pendrive o un CD o DVD. Es cierto que probablemente tengamos espacio de sobra para utilizar en nuestro ordenador, pero tenemos que pensar que la información que colguemos en Internet va a viajar a través de las conexiones de ADSL, y por desgracia, tenemos conexiones bastante limitadas para lo que sería deseable. Si reducimos el peso de una imagen nos haremos un favor a nosotros porque tardaremos menos tiempo en colgar ese documento, y también un favor al visitante de nuestra web o receptor del documento, porque también accederá de forma más rápida al contenido completo.

¿Os acordáis cuando nos conectábamos a Internet hace unos años con nuestro cable módem, y tardábamos varios segundos en poder visualizar una fotografía? Esa lentitud era debida a una conexión extremadamente lenta, pero también a unos archivos más pesados de lo que sería deseable.

 

Calidad

Podemos utilizar diferentes programas o aplicaciones para conseguir reducir el peso y el tamaño de una fotografía, o para modificar el formato en el que está guardado. Por ejemplo podemos utilizar GIMP que es una alternativa libre y gratuita al famoso Photoshop, pero si no queremos complicarnos demasiado también podemos utilizar editores como en Paint o similares que vienen incluidos en algunos sistemas operativos.

Incluso podemos echar mano de herramientas online como por ejemplo Picnik que nos permitirá conseguir todos estos ajustes directamente desde el navegador de Internet sin tener que instalar aplicación alguna en nuestro ordenador.

Por supuesto en esta serie de procesos la imagen definitiva va a perder calidad, pero tenemos que pensar cuál es el objetivo de los documentos que estamos colgando. No se trata de una presentación de un proyecto, ni se trata de una fotografía que vaya a ser imprimida y necesite de la mejor de las calidades, sino que simplemente va a ser mostrada en Internet como acompañamiento de unos textos o dentro de una galería fotográfica por lo que no necesitamos que nuestra imagen ocupe demasiados kilobytes, sino todo lo contrario.

One comment on “Algunos consejos para publicar imágenes y fotografías en Internet
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>